Debido al fenómeno social en torno al deporte, como negocio que es una fuente de ingresos para patrocinadores, equipos, entrenadores, deportistas, etc, algunos abusadores engañan a los deportistas (Generalmente niños, niñas y adolescentes) con promesas para jugar profesionalmente o en el extranjero con un pago que puede ser en dinero o especie, teniendo como resultado víctimas en los siguientes delitos: