Facilitando la enseñanza digital

Cómo evitar que los alumnos hagan copia en los exámenes virtuales

evitar que los alumnos hagan copia en los exámenes virtuales

El que esté libre de copia que lance la primera piedra. La educación cambió para siempre; Tu espacio dejó de limitarse a un tablero de 2 metros para pasar a la infinitud de Internet. Con estos cambios ¿Podemos evitar que los alumnos hagan copia en los exámenes virtuales?

La copia o “copialina” a la que algunos profes extremistas llaman como fraude y crimen terminaba con la típica frase: “cuando hacen copia no engañan al profesor, sino a ustedes mismos” pasó de moda.

Y es que ya no hace falta hacer copia con un resumen de los temas en el antebrazo, o esconder papelitos pequeños con fórmulas que no podías memorizar, o de resumir el Quijote De La Mancha en el borrador para tenerlo como copia.

Y ya no hace falta porque Google nos da una copia infinita de todos los temas. Es una base de datos de conocimiento que todos consultamos hasta el infinito y más allá, desde el celular.

Te propongo que cambiemos la pregunta.

Hoy ¿Qué es más fácil confiar en tus alumnos o pensar que te van a engañar? Limitarlos a nuestro conocimiento o permitirles abiertamente que hagan copia y saquen sus conclusiones indagando en Google, incluso durante un examen. Acá te va un ejemplo.

Watson, es un programa de inteligencia artificial que puede diagnosticar una enfermedad consultando 300 revistas científicas, 200 libros especializados y 15 millones de páginas con alta probabilidad de identificar una enfermedad que el doctor no sabe que existe.

Si tu estudiante tuviera acceso a toda esa información o a lo que tú le enseñas en clase, ¿lo limitarías para no hacer copia o acudir a una fuente te información?

Si hoy estas evaluando el conocimiento de tus estudiantes por su capacidad de memorizar, tienes que cambiar esta forma de entender la enseñanza ya mismo. Así no deberás evitar que los alumnos hagan copia.

El conocimiento y lo que nos diferencia de los robots, lo que nos hace humanos irremplazables por maquinas es la capacidad de razonar, de sentir, y de confiar.

Debes confiar tanto en tus alumnos como en tu rol de profesor, que es un rol de facilitador de conocimiento y acceso a nuevas habilidades.

La confianza en ti como profesor implica que le ayudes a tus estudiantes a desarrollar habilidades, emociones, sentido crítico para que dentro del mundo de información al que tiene acceso sepa procesarlo, sepa en qué creer y pueda tener una opinión activa en la sociedad.

Por ejemplo, la educación por objetivos y por metas es una buena alternativa para generar confianza en tus alumnos. Reemplaza las calificaciones tradicionales por retos más allá de un A+ o una calificación de 5/5 puntos.

¿Aprendiste a montar bicicleta viendo videos y haciendo copia? NO, aprendiste montándote, cayéndote, raspándote hasta hoy tener la confianza de pedalear soltando el manubrio. Así debes lograr que tus estudiantes confíen en sí mismos desarrollando habilidades y descubriendo el conocimiento.

El nuevo pilar de conocimiento considerado por la UNESCO como el saber convivir complementa al tradicional: saber, saber hacer y saber ser, nos da algunas bases de cómo enfocar la educación.

Aunque el saber convivir se agregó a los pilares de la educación desde 1996, hoy la UNESCO ha buscado fortalecer la importancia de la justicia social, los derechos humanos, la solidaridad e igualdad de género a través del convivir.

Hoy necesitamos con urgencia que esto sea una realidad desde nuestro rol de facilitadores de conocimiento.

Bueno, ¿y si no les enseñamos sino a confiar en ellos y convivir en el mundo, van a conseguir trabajo?

Sí. Las empresas dejaron de contratar por conocimientos, para pasar a enfocarse en personas que tengan habilidades y que se sientan a gusto con el propósito y la misión de la empresa en la sociedad.

De hecho, los colaboradores también pasaron de interesarse en el salario económico por el salario emocional. Por encontrar en la empresa su espacio de crecimiento, de desarrollo de habilidades, donde les aplaudan sus logros y confíen que son los mejores sin limitarlos en su nivel de decisión.

El conocimiento evolucionó y la forma como lo consumimos también.

Las habilidades duras se van aprendiendo, haciéndolas.  Las habilidades blandas son hoy más valoradas para que sigas evaluando el nivel de memorización de tus estudiantes como si fueran tan solo un disco duro.

Confía en ti, ayúdalos a que confíen en ellos y vamos a cambiar vidas sin medir y etiquetar en una escala de memorización. Deja de evitar que los alumnos hagan copia y motívalos a crear desde el pensamiento crítico.