Saltar al contenido

Cómo superar el miedo a dar clases por internet

cómo superar el miedo a dar clases

La educación virtual NO es igual para todos los profes. De acuerdo con las habilidades docentes y digitales que tengas vas a enfrentar diferentes retos o miedos. Acá te damos algunas estrategias sobre cómo superar el miedo a dar clases por internet.

Puedes escuchar este post como un podcast acá:

Cuando estás empezando a dictar clases online, puedes sentir dos escenarios de miedos diferentes: Antes de dar clase y durante la clase.

Aunque se dan en diferentes momentos puedes aplicar las mismas estrategias sobre cómo superar el miedo a dar clases. Es más sencillo de lo que crees.

Miedo antes de dictar una clase.

Se caracteriza por la sensación de no estar lo suficientemente preparado. El miedo a una deficiente capacidad de comunicación e incluso la sensación de no ser lo suficientemente bueno para los estudiantes. Se refleja en la incapacidad de pararte frente a un grupo de estudiantes apuntando sus miradas hacia ti.

Para apagar el miedo antes de dar clase hay que interiorizar tres ideas básicas:

  1. Debes conocer mucho sobre el tema que vas a hablar.
  2. La práctica hace al maestro.
  3. “No sé” también es una respuesta.

Empieza por prepararte, prepararte y prepararte hasta sentir la seguridad suficiente de poder enseñar. Puede que tengas que desarrollar habilidades básicas de locución, hablar en público, storytelling.

Te recomiendo el libro: Charlas TED: La guía oficial TED para hablar en público

También lee mucho sobre el tema que vas a enseñar, prepárate, conoce autores y referentes que ya hayan recorrido tu camino para facilitarte el aprendizaje. Aunque esto no es todo.

Después de muchas horas y dedicación, AÚN NO TE VAS A SENTIR LISTO.

Aunque parezca que tienes todas las herramientas es común que aún no te sientas capaz … Es el momento de enfrentar el síndrome del impostor.

En palabras prácticas, el síndrome del impostor es tener todas las capacidades y conocimientos para lograr tu objetivo y sabotearte por pensar lo contrario. Tu conversación interna diaria te va a decir que no eres capaz, que no eres suficiente, que quizás otro día, y así pasa el tiempo sin siquiera intentarlo.

Para superar este miedo debes practicar. En mi caso preparé una clase según lo aprendido en el libro de charlas TED, con una duración de 18 minutos. Recorté muchas caras de revistas, las pegué en la pared de mi habitación, me paré frente a ellas y les hablé, como si fueran mi gran público.

Repetí el ejercicio hasta sentir que se iba perdiendo el miedo. Ahora estaba listo, y cuando empecé a dar clases con estudiantes reales, llegó la gran lección.

Antes te dije que debes interiorizar TRES ideas básicas. La más poderosa es entender que “no sé” también es una respuesta.

NUNCA vamos a estar preparados para todo lo que pueda pasar. Debemos dejar el ego a un lado entender que no podemos tener respuesta a todo y aprender a sortear cada situación.

Miedo durante una clase

Ahora, ya con esa práctica y experiencia, en escenarios reales durante la clase puedes tener miedos diferentes.

Por ejemplo, miedo a enredarte al hablar, a que te falte el aire o simplemente que se te olvide el tema y no puedas dar clase.

En las clases virtuales, hay miedos adicionales. Que el internet falle, que el computador se reinicie, que el video salga mal …

TODOS estos malos escenarios posibles solo están en tu mente. Ahí está la clave.

Entender que puedes encontrarte al impostor creando escenarios en tu mente. Cada idea negativa puedes minimizarla con buena planeación y preparación. Así logras convertir el miedo en adrenalina. Te ayudará a hablar mejor, a acercarte a tus estudiantes desde la vulnerabilidad, a equivocarte y reírte de la situación.

Te puede interesar: Curso de tecnicas de enseñanza efectiva online

Esta experiencia solo llega con la practica y con asumir el reto de pararte a enseñar con profesionalismo, ya sabes cómo superar el miedo a dar clases, solo debes permitir que fluya.

En conclusión, la mejor estrategia para superar el miedo es soltar el ego. Decir “no sé” en disposición de escucha. Aceptar que como profes queremos dar lo mejor para cambiar al mundo a través de la educación, pero no implica que tengamos que dar una clase perfecta a la primera.

Basta con practicar. Empieza hoy mismo así sea hablándole a recortes de personas en una pared.

[forminator_form id=»6742″]

Contenido Educativo ¡Gratis!Facilita tu enseñanza y haz clases entretenidas

Conoce cómo en nuestro grupo de Facebook ¡Apoyo a Profes Digitales!