Cómo ser un padre digital exitoso.

Published by Prodigii on

datos

Admitámoslo. Nos gusta publicar las celebraciones familiares y acontecimientos importantes donde nuestros hijos están felices. Pero ¿Te has preguntado antes de publicar, si eso debería estar en redes?

Las redes sociales nos dan dos opciones para postear: Publico o privado. Te presentamos una forma sencilla para decidir antes de publicar:

¿Público o privado?

Publico: Si esa foto no permite identificar a tu hijo y no lo pone en amenaza puede ser pública. Un error común es contenido como: “mi primer día de clase en el colegio ubicado en la dirección …” Si haces esto público, cualquier desconocido puede identificar tu hijo, saber cómo se llama, donde y a qué hora encontrarlo.

Privado: Esta foto solo la van a ver tus amigos o grupo cerrado que hayas creado. De esta forma evitas poner en riesgo a tu hijo, sin embargo, nuestra recomendación es no mencionar a tu hijo, subir la foto sin dar detalles de su rutina.

Leer: ¿Bullying o travesura?

Íntimo: Definitivamente esto no lo debes subir. Esas fotos del primer baño del bebé se quedan para disfrutar en el hogar, totalmente offline. Revelar detalles como lunares, rasgos físicos, etc. es darle el poder a un desconocido para abordarlo con información que pueden convencer a tu hijo por generarle confianza. Otro riesgo es que puedes contribuir al futuro bullying de tu hijo por comentarios malintencionados de sus compañeros de clase sobre detalles que deben permanecer en la intimidad del hogar.

Experimento: ¿Que información tiene un extraño de nuestros hijos?

En conclusión, un error al momento de decidir si la información de tu hijo será publica o privada puede ponerlo en riesgo, siendo siempre la mejor opción prevenir conservando los mejores momentos para compartirlos en familia sin darle acceso a todo el mundo online a tu información.