Facilitando la enseñanza digital

¿Qué 💩 nos pasa en Internet?

Un niño de 9 años que sufre de enanismo como el caso de quaden bayles queriéndose suicidar por que es víctima de acoso escolar en su colegio, retos virales en Instagram generan daños físicos a quienes los practican, celebramos cumpleaños con textos impersonales en una red social, compartimos fotos de nuestro día a día simulando felicidad.

Castramos sentimientos sin darnos tiempo a experimentar emociones consideradas negativas porque Instagram nos bombardea con frases motivacionales hablando de felicidad, amor para toda la vida, prohibirse estar triste o sentirse solo o sola, cuando ser humano significa experimentar todas las emociones que nos fueron dadas, así como el frio o el calor.

Nos limitamos a estar sentados viendo arder el Amazonas, criticar a los líderes que nosotros elegimos y enviar reacciones de Facebook que no ayudan en nada mas que darle a esta empresa y su fundador el poder de enriquecerse permitiendo que nos manipulen para las próximas elecciones

Empezamos y terminamos relaciones a través whatsapp, extorsionamos a las personas cercanas que nos comparten fotos en intimidad en una relación de confianza, hasta el punto de que la victima es juzgada por la sociedad y solo ve como solución el suicidio.

Se hace viral si un futbolista va a ser papá de su segundo hijo o si una cantante mantiene la firmeza de su piel a sus 50 años, mientras que una enfermedad viral tiene en cuarentena al mundo real.

Adultos se hacen pasar por menores de edad para tener encuentros reales con niños, niñas y adolescentes quienes son abusados o violentados. Usamos lentes de realidad virtual para transportarnos a un mundo interactivo, cuando tenemos rincones inexplorados en todo el mundo.

La adicción a los videojuegos, culpa de padres y madres que no asumen su rol de cuidadores incapaces de establecer reglas y normas para controlar el tiempo que sus hijos emplean frente a una pantalla. Niños que se aíslan socialmente encontrando en esa pantalla todo lo que necesitan, mientras que otros niños y niñas son humillados por su forma de pensar, de hablar que ni siquiera encuentran su espacio en ese mundo virtual.

Tenemos la era digital como la promesa a la mejor época para reducir brechas, para cambiar el mundo, y es que en realidad con este dispositivo que me escuchas puedes cambiar el mundo para bien o para mal, solo no olvides mantenerte en conexión con las personas que amas, y que esa conexión sea mayor a la frivolidad de internet.

Puedes escuchar esta nota acá:


Si quieres tener una consultoría sobre este tema, déjanos tus datos: